Libros de Arte y FotografíaLibros de Erótica

Libro: Fotografía erótica 120 ilustraciones por Alexandre Dupouy

Libro: Fotografía erótica 120 ilustraciones por Alexandre Dupouy
Libro: Fotografía erótica 120 ilustraciones por Alexandre Dupouy

Así como la humanidad ha cambiado y ha evolucionado en lo político, en lo social, en lo económico, en lo tecnológico, solo por mencionar algunos ámbitos, también lo ha hecho desde la perspectiva de lo erótico.

La forma como los escultores, los escritores, los fotógrafos, los pintores percibían el arte del erotismo y cómo lo plasmaban en sus obras finales ha cambiado de manera progresiva. Pero también, ha evolucionado la forma cómo la recibe y la aprecia el consumidor de estas piezas de arte.

El libro “Fotografía erótica: 120 ilustraciones” no es solo un compendio de imágenes y fotos eróticas antiguas y recientes, es un material de colección que nos muestra la evolución que ha tenido el arte de lo erótico a lo largo de las décadas.

El arte “erótico” también tiene un pasado

Este material de colección recoge información desde antes de la Segunda Guerra Mundial. En aquellos años, prácticamente todo el contenido que se generaba era consumido por las personas adineradas.

Por su parte, los artistas, principalmente los fotógrafos, eran obligados a trabajar en esferas académicas con la finalidad de contribuir con el desarrollo de las tradicionales obras de arte de la escultura y la pintura.

Sin embargo, de manera anónima, estos artistas creaban y vendían el contenido erótico que creaban, no solo porque era mucho más lucrativo, sino que además contaba con un enorme público ávido por consumir pornografía pura.

Quizás te interese:  Libro: Adonis: El Rostro de la Perfección por Andrés Barroso

Burlando la ley

Con el pasar de los años, el número de consumidores del arte “clandestino” iba en aumento, lo que llevó a crear formas novedosas para entregar las piezas de arte erótico y burlar las autoridades y las restricciones de la época.

Una muestra de ello fueron las cientos de miles de pequeñas tarjetas que se imprimían con diversas imágenes de mujeres sexualmente deseables, cuyas poses eran una novedad, además de apetitosas para el hombre común.

A esto, había que agregarle la emancipación de las mujeres, que además de haber sufrido restricciones legales y dificultades durante y luego de la guerra, se encontraban solas en casa, y tuvieron que hallar una manera de afrontar la vida, de liberarse para demostrar que sus capacidades podían estar a la par del género masculino.

Ya no existía ese pudor que las ataba, y en consecuencia, comenzaron a participar de las sesiones de fotos eróticas que dejaban una mayor suma de dinero, en comparación con la que podían obtener de las fotos académicas de siempre.

Francia, el lugar de origen

Así como el libro “Fotografía erótica 120 ilustraciones” marca un momento, un tiempo de inicio, también señala un lugar para el nacimiento del arte erótico ligado a la pornografía y al hombre común.

Este lugar fue Francia, país donde la visión de “liberalismo” estaba más arraigada y donde las imágenes de exposición sexual eran más que aceptadas, y parte del día a día de la población. De allí, estas fotografías comenzaron a ser exportadas a Italia, Alemania, Gran Bretaña y Estados Unidos, donde aún las restricciones eran evidentes, pero no imposibles de burlar.

Quizás te interese:  Libro: Frágiles interludios: Poesía silvestre por Alejandra Solis González

Según la investigación de Alexandre Dupouy, autor del libro, las obras eróticas que más se vendían dentro de Francia y que se exportaban a los países anteriormente mencionados, eran los pertenecientes a Belloc, Braquehais, Durieu, y Vallou de Villeneuve.

El erotismo en el presente

Con Estados Unidos, a la cabeza del séptimo arte y la exportación masiva de su trabajo artístico, estos han marcado la pauta de lo que ahora se consume. Ya no es más el erotismo de antaño, ahora es mucho más explícito que nunca.

La fotografía erótica ya no es exquisita a la vista, Gracias a Playboy, solo por mencionar una industria, las fotos de destape y desnudo total no dejan nada para la imaginación de quien las ve y las consume, y están dirigidas a las masas no solo del país norteamericano, sino para todo el mundo.

La evolución del cuerpo femenino

Además de mostrar el drástico cambio que ha tenido el arte erótico, y que hoy se puede decir es una industria que a nivel mundial mueve grandes cantidades de dinero, este libro intentar demostrar la evolución física de la mujer.

Los encantos de la mujer que exponía su cuerpo a cientos de miles de personas en fotografía eran naturales, no había maniobras o artilugios del artista detrás de la imagen para mejorar lo que la propia cámara captaba.

Hoy en día, las revistas del estilo Playboy o Penthouse se decantan por enseñar atributos físicos femeninos inventados con cirugías plásticas, o con la ayuda indiscriminada del silicón. Además, el avance de las cámaras y con la llegada de la tecnología, cualquier detalle o imperfección puede ser eliminada con la ayuda de filtros y ediciones.

Quizás te interese:  Libro: Desnudos femeninos en la pintura: Merodeos I por Narciso de Alfonso

Alexandre Dupouy, el artista detrás de este libro de colección

Alexandre Dupouy es un artista, libretista y coleccionista nacido en Francia. Es considerado una autoridad en lo que al mundo del erotismo se refiere y es actualmente el hombre detrás del emporio parisino Larmes d’Eros.

Sus trabajos se han traducido al idioma inglés y alemán, y entre los más destacados se pueden mencionar: La fotografía erótica (inglés y francés) y Pascin (francés, alemán e inglés).

¿Te ha resultado útil este post ?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button