HistoriaLibrosNovela - Drama

El Conde De Montecristo. Análisis. Resumen. Descarga PDF.

Es una novela literaria tradicional, donde se enfatiza el cariño, la venganza. El idioma original de El conde de Montecristo está en francés, y su fecha de publicación fue en 1844, su escritor fue Alejandro Dumas.

Alejandro Dumas surgió en 1802 en el pueblo de Villers-Cotterêts, a ochenta kilómetros al noreste de París. Su padre, Thomas-Alexandre Dumas, fué general bajo Napoleón, aunque en 1799 los dos hombres se separaron y jamás se reconciliaron. Thomas-Alexandre jamás recibió el pago gracias a él como ex oficial, por lo cual su familia quedó pobre.

En 1844, el mismo año en que divulgó Los tres mosqueteros, Dumas empezó la serialización de El conde de Montecristo. Siguió escribiendo prolíficamente la mayoría de su historia, publicando su más reciente novela, The Prussian Terror, en 1867, tres años antes de su muerte. Otra novela famosa y de alto alcance es Don Quijote.

Dumas suponía en los principios de la igualdad popular y los derechos particulares, y intentó infundir sus proyectos dramáticas con estos principios.

el conde de montecristo

Resumen de El Conde de Montecristo

A la edad de diecinueve años, Edmond Dantés se ve tener la vida impecable. Está próximo de transformarse en el capitán de un barco, está puesto en compromiso con una muchacha hermosa y amable llamada Mercedes , y es muy amado por todos los que lo conocen.

Esta vida impecable, no obstante, despierta celos peligrosos entre varios de los llamados amigos de Dantés. Danglars, el tesorero de la nave de Dantés, envidia el triunfo inicial de Dantés; Fernand Mondego está enamorado de la prometida de Dantés y avaricia su triunfo amoroso, su vecino Caderousse sencillamente está envidioso de que Dantés tenga mucha más suerte en la vida que él.

Juntos, estos tres hombres redactaron una carta acusando a Dantés de traición. Hay algo enserio en sus acusaciones: como un favor a su capitán hace poco fallecido, Dantés transporta una carta de Napoleón a un grupo de simpatizantes bonapartistas en París. Aunque nuestro Dantés no posee inclinaciones reglas, la compañía es bastante para implicarlo por traición. El día de su boda, Dantés es arrestado por sus presuntos crímenes.

Edmond Dantes

El fiscal adjunto, Villefort, ve por medio de la trama enmarcar a Dantés y está disponible para liberarlo. En el último instante, no obstante, Dantés pone en riesgo su independencia al revelar el nombre del hombre al que se piensa que debe dar la carta de Napoleón. El hombre, Noirtier, es el padre de Villefort.

Aterrorizado de que algún conocimiento público de las ocupaciones traidoras de su padre frustrara sus propias ambiciones, Villefort escoge enviar a Dantés a cárcel para siempre. Más allá de las súplicas de Monsieur Morrel, el amable y honesto jefe de Dantés, Dantés es enviado al infame Château d’If, donde se guardan los prisioneros políticos más amenazantes.

Mientras está en cárcel, Dantés está con Abbé Faria, un sacerdote e intelectual italiano, que fué encarcelado por sus críticas reglas. Faria enseña Dantés historia, ciencia, filosofía e lenguajes, convirtiéndolo en un hombre bien educado. De la misma manera que esta novela, El Código Otorga Vinci tiene dentro cierto secreto.

Faria además lega a Dantés un enorme tesoro escondido en la isla de Montecristo, y él le dice cómo encontrarlo si en algún momento escapa. Cuando Faria muere, Dantés se oculta en el sudario del abad, suponiendo que va a ser enterrado y después cavará. En cambio, Dantés es lanzado al mar, y es con la capacidad de liberarse y nadar hacia la independencia.

Villefort

Dantés viaja a Montecristo y encuentra el colosal tesoro de Faria. Él cree que su fortuna es un obsequio de Dios, que se le dió con el exclusivo propósito de recompensar a esos que trataron de asistirlo y, lo que es de mayor relevancia, de castigar a quienes lo han lastimado. Disfrazándose de un sacerdote italiano que responde al nombre de Abbé Busoni, viaja de regreso a Marsella y visita a Caderousse, que en este momento pelea por ganarse la vida como posadero.

Desde Caderousse, él aprende los datos de la trama para enmarcarlo. Además, Dantés revela que su padre murió de mal en su sepa y que Mercedes se casó con Fernand Mondego. Más decepcionante, se entera de que Danglars como Mondego se han vuelto ricos y poderosos y viven con alegría en París.

Como recompensa por esta información, y por el aparente pesar de Caderousse por el papel que jugó en la caída de Dantés, Dantés le otorga a Caderousse un apreciado diamante. Antes de partir de Marsella, Dantés salva a Morrel de la ruina financiera de manera anónima. Otro libro muy popular y de más grande alcance es el Alquimista.

Diez años después, Dantés emerge en Roma, llamándose el Conde de Montecristo. Él se ve ser todo lo que sabe e incontenible. En Roma, Dantés se congracia con Albert de Morcerf, hijo de Fernand Mondego y Mercedes, al salvarlo de los bandidos. A cambio del favor, Albert muestra Dantés a la sociedad parisina. Ninguna de sus antiguas cohortes reconoce el enigmático conde como Edmond Dantés, aunque Mercedes sí.

De esta forma, Dantés puede insinuarse sin esfuerzo en las vidas de Danglars, Mondego y Villefort. Armado con conocimiento condenatorio sobre todos ellos que ha reunido a lo largo de la más reciente década, Dantés pone en marcha un elaborado esquema de venganza.

Mondego, en este momento popular como el Conde de Morcerf, es el primero en ser castigado. Dantés muestra el misterio más oscuro de Morcerf: Morcerf logró su fortuna traicionando a su obsoleto patrón, el visir griego Ali Pacha, y después vendió a la mujer y la hija de Ali Pacha a la esclavitud.

Quizás te interese:  Libro: Los detalles acento decorativo - Details decorative accent por Editorial Agata

La hija de Ali Pacha, Haydee, que ha vivido con Dantés desde que compró su independencia siete años antes, testifica contra Morcerf en oposición al Senado, arruinando irreversiblemente su buen nombre. Avergonzados por la traición de Morcerf, Albert y Mercedes huyen, dejando atrás su fortuna contaminada. Morcerf se suicida.

El castigo de Villefort llega lentamente y en numerosas etapas. Dantés primero explota la intención asesina de madame de Villefort, sutilmente instruyéndola en la utilización del veneno. Mientras madame de Villefort causa estragos, matando a cada integrante de la vivienda por turno, Dantés planta las semillas para otra exposición pública.

En la corte, se declara que Villefort es culpable de intento de infanticidio, debido a que intentó enterrar a su niño recién nacido ilegítimo mientras por el momento se encontraba vivo. Al creer que todos los que quiere están muertos y sabiendo que próximamente va a tener que responder a graves cargos criminales, Villefort se regresa loco. Si quieres leer otro genero, te sugiero El Períodico de Ana Frank.

Para su venganza contra Danglars, Dantés sencillamente juega con la codicia de su enemigo. Abre numerosas cuentas de crédito falsas con Danglars que le costaron enormes proporciones de dinero. Además manipula a la mujer infiel y deshonesta de Danglars, lo que le cuesta a Danglars más dinero, y asiste para la hija de Danglars, Eugénie, a escapar con su compañera.

Al final, cuando Danglars está próximo de estallar y está próximo de escapar sin anular a ninguno de sus acreedores, Dantés tiene al italiano Luigi Vampa secuestrándolo y liberándolo del dinero que le queda. Dantés perdona la vida de Danglars, pero lo deja sin un centavo.

Mientras los actos de venganza se estan desencadenando, Dantés además intenta llevar a cabo un acto bastante más de bueno. Dantés quiere auxiliar a Maximilian Morrel, el hijo del amable armador, por lo cual trama un complot elaborado para socorrer a la prometida llamada Valentine Villefort, de su asesina madrastra, para garantizar que la pareja sea realmente feliz para toda la vida.

Dantés le otorga a Valentine una pastilla que la hace parecer muerta y después la transporta a la isla de Montecristo. En el transcurso de un mes, Dantés le facilita a Maximilian creer que Valentine murió, lo que provoca que Maximiliano anhele la desaparición él mismo. Dantés después declara que Valentine está vivo. Habiendo popular las profundidades de la desesperación, Maximiliano en este momento puede presenciar las alturas del éxtasis. Dantés además encuentra la alegría cuando se facilita enamorarse de la adorable y hermosa Haydee.

Personajes de El Conde de Montecristo

Edmond Dantés – Es el personaje principal de la novela. Dantés es un hombre capaz, honesto y amoroso que se regresa amargo y vengativo luego de ser acusado y procesado por un delito que no comete.Cuando Dantés está libre y de enorme manera rico, tiene como función accionar como agente de la Providencia, premiando a quienes lo han ayudado en su complicado circunstancia y castigando a los causantes de sus años de agonía.

El Conde de Montecristo – La identidad que Dantés asume cuando sale de carcel y hereda su vasta fortuna. Como resultado, el Conde de Montecristo por lo general se asocia con una frialdad y amargura que procede de una vida basada solamente en la venganza.

Mercedes – Es la novia y prometida de Dantés. Aunque Mercedes se casa con otro hombre, Fernand Mondego, mientras Dantés está en carcel, ella jamás deja de amar a Dantés. Mercedes se encuentra dentro de las escasas a las que Dantés castiga (por su deslealtad) y sus recompensas (por su amor perdurable y amabilidad subyacente).

Lord Wilmore – Es la identidad de un extravagante noble inglés que Dantés asume al cometer actos de generosidad a la suerte. Lord Wilmore contrasta poderosamente con Montecristo, quien está asociado con los actos de amargura y crueldad de Dantés. Apropiadamente, Monte Cristo cita a Lord Wilmore como uno de sus contrincantes.

Abbé Faria – Un sacerdote y brillante pensador al que Dantés conoce en carcel. Abbé Faria se transforma en el padre intelectual de Dantés: a lo largo de sus varios años como prisionero, enseña historia, ciencia, arte y varios lenguajes en Dantés.Luego lega a Dantés su vasta fortuna escondida. Abbé Faria es el catalizador de mayor relevencia en la mutación de Dantés en el vengativo Conde de Montecristo.

Luigi Vampa – un popular bandido de roma. Vampa está en deuda con Dantés por una vez liberándolo, y se pone al servicio de los vengativos objetivos de Dantés.

Otros individuos son: haydée, bertuccio, ali, bautista, barón danglars, hermine danglars, eugenie danglars, fernando de morcerf, alberto de morcerf, gerardo villefort, eloise de villefort, noirtier, valentine villefort, eduardo de villefort, gaspard caderousse, benedetto, lucian debray, baron de raoul.

Frases de El Conde de Montecristo

-“Las lesiones fatales tienen de especial que se esconden, pero no se cierran: siempre dolorosas, están vivas y abiertas en el corazón.”: Esta es una cita que el mal se oculta dentro del alma, es decir, que va a mantenerse por un largo tiempo, pero algunas veces se perdona pero no se olvida.

-“Siempre hay labios que dicen lo que el corazón no siente.”: tiene relación a una adulación, que exagera las cosas más allá de que no lo sienta.

-“Creemos, sobretodo porque es más simple creer que dudar, y además porque la fe es la hermana de la promesa y de la caridad.”: Porque le poseemos fe y promesa a la gente, no nos imaginamos que nos tienen la posibilidad de traicionar.

Quizás te interese:  Libro: LAS IDEAS, SON EL MOTOR DE LA ADMINISTRACIÓN, SEA PARA BIEN, O PARA MAL por Ing. Mario Italo Palacios

-“Para todos los males, hay dos remedios: el tiempo y el silencio.”: Porque el tiempo lo cura todo, además es preferible padecer en silencio que mostrar al publico tu punto débil.

-“Lo más interesante que hay en la vida es el show de la desaparición.”: porque es lo que menos se permite y jamás se estima. Una novela con oraciones atrayentes es 100 años de Soledad.

Argumento de El Conde de Montecristo

En la novela se detalla cómo El Conde de Montecristo refleja la obsesión de los románticos del siglo XIX por lo exótico. Dumas era muy popular como escritor de viajes bastante antes de que comenzara a escribir ficción, y podemos consultar este talento para colorear emocionantes retratos de sitios exóticos en El Conde de Montecristo.

La novela empieza en Marsella, una localidad de provincias en el sur de Francia, un espacio en sí mismo algo exótico para la mayor parte de los que leen de Dumas. La historia después se traslada a Italia, un espacio exótico preferido para los escritores franceses para representar. El retrato de Dumas de Italia combina expertamente lo deslumbrante y lo ajeno: los bandidos, la ejecución y el carnaval, con los estereotipos esperados, como el dueño del hotel.

Aunque la más grande parte del resto de la novela tiene lugar en París, hay interludios espectaculares establecidos tanto en Grecia como en Constantinopla.No solo los locales de la novela, sino además la gente representadas hacen que El Conde de Montecristo sea tan eficazmente exótico. Haydée, con toda su hermosura y secreto extranjeros, es un modelo del ideal oriental que los románticos defendieron.

De la misma manera, las propias asociaciones de Monte Cristo con Oriente incrementan su mística. En numerosas oportunidades él profesa considerarse más oriental que occidental, y muchas de sus prácticas intrigantes, como su negativa a comer o beber en la vivienda de un enemigo, son de origen oriental. Inclusive Fernand y Mercédès tienen la posibilidad de considerarse exóticos porque, como catalanes, son de todos modos descendientes de españoles en vez de franceses.

Tema del libro El Conde de Montecristo

El tema primordial de la novela El Conde de Montecristo es la venganza, aunque la novela lo toma como justicia propia, Edmond Dantés toma la justicia en sus propias manos porque está consternado por las restricciones del sistema de justicia penal de la sociedad. La justicia popular permitió que sus contrincantes se escapen por las grietas, quedando impunes por los crímenes atroces que han cometido contra él.

Además, inclusive si los crímenes de sus contrincantes fueron descubiertos, Dantés no piensa que su castigo sea la verídica justicia. Aunque sus contrincantes le han provocado años de angustia emocional, lo más alto que ellos mismos se verían obligados a padecer serían unos pocos segundos de mal, seguidos por la desaparición. Una novela atrayente es Crónica de una Muerte Anunciada.

Al considerarse un agente de la Providencia, Dantés intenta realizar la justicia divina donde siente que la justicia humana ha fallado. Se ofrece castigar a sus contrincantes debido a que piensa que deberían ser castigados: demoliendo todo lo que les es amado, de la misma forma que lo hicieron con él. No obstante, lo que Dantés al final revela, debido a que algunas veces causa estragos en las vidas de inocentes y responsables, es que la justicia que llevan a cabo los humanos es escencialmente limitada.

Los parámetros de tal justicia están en los parámetros de los mismos humanos. Al carecer de la omnisciencia y la omnipotencia de Dios, los humanos sencillamente no tienen la capacidad -o justificados- de realizar el trabajo de la Providencia. El último mensaje de Dumas en esta obra épica de delito y castigo es que los humanos tienen que sencillamente conformarse con aceptar que Dios recompense y castigue, cuándo y cómo Dios lo considere oportuno.

Análisis de El Conde de Montecristo

En toda la novela se puede ver los cambios permanentes de personalidad y nombre, como un alter ego, además la venganza o justicia a mano propia, el cariño, la política etc. Diversidad de eventos que sucedieron y salia a relucir la muerte.

Cambio de nombres:

Se puede ver en un inicio el cambio recurrente de los nombres de los individuos en El Conde de Montecristo, esto quiere decir cambios más profundos dentro de los individuos mismos. De la misma manera que el Dios del Obsoleto Testamento, Dantés asume una cantidad enorme de nombres diferentes, cada uno asociado con un papel diferente en sus esquemas como agente de la Providencia.

Se denomina a sí mismo Abbé Busoni cuando hace juicio, Lord Wilmore cuando participa en actos de excesiva generosidad, y Montecristo cuando asume el papel de ángel vengador. Que Dantés posea tantas identidades recomienda que no tiene un verdadero centro.

Villefort además cambia su nombre, aunque por distintos causas, se niega a adoptar el encabezado de Noirtier de su padre, un nombre íntimamente asociado con el despreciado partido bonapartista. La selección de los nombres de Villefort significa tanto su oportunismo político como su intención de sacrificar despiadadamente a quienes están cerca de él para su provecho personal.

El cambio de nombre de Fernand Mondego al Conde de Morcerf es, en cierto modo, solo un signo de su ascenso al reino del poder y el prestigio.Sin embargo, ya que Mondego quiere que Morcerf es un apellido obsoleto en vez de sencillamente un encabezado que ha comprado, el cambio de nombre además es un símbolo de su deshonestidad primordial.

Mercedes además sufre un cambio de nombre, convirtiéndose en Condesa de Morcerf. Este cambio de nombre, no obstante, como aprendemos cuando Mercedes revela su amabilidad duradera, no sigue un cambio primordial en el carácter.

Quizás te interese:  Libro: Pizzería Vesubio por Walter Riso

En cambio, su cambio de nombre sencillamente enfatiza su conexión con su marido, el contrincante de Dantès, y, por organización, su deslealtad hacia Dantès. Solo el cambio de nombre de Benedetto, a Andrea Cavalcanti, se ve no significar nada más profundo que visto que asume una identidad falsa. Todos los otros cambios de nombre en la novela son advertencias ajenas de cambios internos de carácter o papel.

Política:

El Conde de Montecristo es una novela histórica, con elementos clave de la trama extraídos de eventos históricos reales. La política, entonces, juega un papel considerable en la novela, especialmente al calificar a algunos individuos, buenos o pésimos.

Todos los primordiales individuos simpatizantes están de alguna forma conectados a los especiales democráticos del partido bonapartista, desde Morrel y Noirtier, que en algún momento fueron ardientes luchadores en la causa bonapartista, hasta Dantès, quien aparece como un defensor de los derechos particulares.

De la misma manera, en su cortejo de Valentine, Maximilian pelea por la igualdad popular, otro ideal bonapartista. Varios de los primordiales individuos antipáticos, por el opuesto, están asociados abrumadoramente con los realistas opresores y aristocráticos, como Morcerf y Villefort.

Otros son sencillamente oportunistas capitalistas egoístas, como Danglars, responsable de comunicar la edad adormecedora del alma de la Revolución Industrial. En este sentido, Dumas no asigna lealtades reglas arbitrariamente, sino que las utiliza como ventanas en las almas de sus individuos.

Muerte:

Varios individuos en El Conde de Montecristo, Dantés, Monsieur Morrel, Maximiliano Morrel, Haydée, Fernand Mondego, Madame d’Villefort y Albert de Morcerf contemplan o inclusive se suicidan en el lapso de la novela. Dumas muestra el acto de suicidio como una respuesta honorable y razonable a algún circunstancia devastadora. Como en mucha literatura romántica, el suicidio en El Conde de Montecristo está más íntimamente relacionado con las relaciones románticas fallidas.

De hecho, el afán de quitarse la vida por el bien de un ser amado se expone como uno de los únicos signos seguros de locura absoluta. Monte Cristo está convencido de que Maximilian quiere a Valentine, entre otras cosas, solo cuando ve que Maximilian sinceramente quiere fallecer cuando se enfrenta a su pérdida. De la misma manera, Monte Cristo piensa que Haydée lo quiere solo cuando ella jura que le quitaría la vida si la abandonara.

La continuidad con la que los individuos hablan de o contemplan el suicidio se ve reflejar una actitud arrogante hacia este acto tan serio. No obstante, el suicidio es precisamente considerado como una acción seria Dantés advierte dificultosamente a Maximilian de no quitarse la vida si hay algo en el planeta del que se arrepiente de haber salido. Los individuos de la novela no son arrogantes con la vida, sencillamente la viven melodramáticamente.

El Conde de Montecristo la película

Por los instantes hay tres (3) rodajes que llevaron El Conde de Montecristo A la enorme pantalla, la primera se filmo y estreno en el año 1941.

Fue filmada y producida en México, con el reparto de Arturo de Córdova, Mapy Cortés, Consuelo Frank, Julio Villarreal, René Cardona,Esperanza Baur, Domingo Soler, Gloria Marín, Miguel Arenas, Anita Blanch, y varios más. Se encuentra dentro de las joyas del cine Mexicano, fue una enorme amoldación y fue exitoso en el planeta entero. Tuvo las superiores criticas por la actuación de Arturo de Córdova.

Es la segunda amoldación de la novela en el cine fue en año 1975, fue filmada en color. Fue una fantástica amoldación. La Síntesis de la película trata de la misma manera que la novela, Edmond Dantes ajusticiado de manera injusto y ademas acusado de manera anonima por colegas y está detenido en el castillo. En la prisión está con el abad Faria, que muestra el sitio, en la chiquita isla de Montecristo, donde se oculta un espectacular tesoro. Va a intentar hallar el tesoro y va a descubrir la identidad de esos que lo traicionaron para vengarlo.

En el año 2002 estreno la película La Venganza de El Conde de Montecristo, la síntesis de esta es sobre el año 1815, Edmond tiene planeado casarse con Mercedes, su querida. Pero su amigo, que además quiere lo mismo, no duda en acusarlo de estar implicado en la huida del emperador, lo que ocasionó que el jefe de la policía, Villefort, encarcelara a Edmond.

Culpado a una sentencia de años de carcel en el castillo, Edmond gradualmente pierde la fe en la vida y la justicia.Luego conoce a otro prisionero, el viejo Abbé Faria, con quien establece amistad. Faria revela la presencia de un tesoro asombroso, un cambio increíble que facilita a Edmond cumplir su venganza contra Fernand, Villefort y Mercedes, que no perdieron el abandono de él para casarse con su peor enemigo.

Mini serie de El Conde de Montecristo

La novela tuvo tanto triunfo en el planeta que en el año 1998 se creo una serie francesa El Conde de Montecristo con una duración de seis (6) horas en su integridad. Se puede observar dividido en en 4 (4) episodios. Otra historia atrayente de la literatura francesa es El Principito.

Han sugerido bastante la serie, por la calidad de actores, guion y el paisaje donde se empezó el rodaje de la serie. La historia novela resulta atrayente desde el instante en que empieza. Las criticas versan en que no tiene dentro varias cosas del libro, porque esperaban que el guion fuera como és a la novela, porque el desenlace fue excluido.

5/5 - (5 votes)

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button